Posts Tagged: chupinazo

12:00 h.

Plaza Consistorial. Pamplona.

Run

Plaza Consistorial. Pamplona.

Don Simón

Plaza Consistorial. Pamplona.

Retrato cero

Plaza Consistorial. Pamplona.

En estos tiempos en los que los selfies se han convertido en inevitables reconforta comprobar que todavía se hacen retratos como toda la vida, es decir, con el fotógrafo detrás de la cámara. Aunque aquí sin duda han influido el lugar y el momento: la zona cero y el minuto uno de los sanfermines. Vamos, que en semejante jungla lo más prudente es no arriesgar, pues en estas circunstancias –entre empujones y katxis voladores– los autorretratos los carga el diablo y luego en la foto no sale nadie reconocible.

Por cierto, hablando de reconocer, hoy ha vuelto a presentarse en medio de la vorágine un tipo que ya tuvo su protagonismo hace un año. En aquella ocasión lucía un corte de pelo que dibujaba un toro en un lado y un 13 en el otro y, no hace falta decirlo, al hombre se le veía entretenido. Como comenté en su momento, lo engulló la fiesta y desapareció. Pues bien, parece que la fiesta lo devolvió discretamente al mundo y hoy, 365 días después, ha regresado. En esta ocasión con el pelo teñido de amarillo, como se puede ver en la imagen de Eloy Alonso. Pues sí, amarillo, lo suyo es tentar la suerte.

Trece

Plaza Consistorial. Pamplona.

El 13 da mala suerte, eso lo sabe cualquiera. Aunque hay quien prefiere desafiar a las supersticiones. Si estamparse un 13 en la cabeza es una provocación, besar a alguien marcado con ese número es sin duda una imprudencia. No sabemos si este hecho tuvo consecuencias: la fiesta recién estrenada engulló a sus protagonistas y nunca más se supo de ellos.

Origen

C/ Santo Domingo. Pamplona.

En esta tierra muchos acontecimientos se inician con el lanzamiento de un cohete, así que también puede ser una buena manera de estrenar un blog. El de la fotografía despegó desde la calle Santo Domingo, a escasas fechas del inicio de los Sanfermines, cuando la ciudad ya estaba envuelta en un ambiente de excitación, nervios y desconcierto. Si hace tres años daba por finalizado mi anterior blog con una imagen en la que seis muchachos dormían en la Estación de Atocha de Madrid, hoy aprovecho un pequeño chupinazo para salir del sueño y emprender un nuevo viaje. Estáis invitados.