Posts in Category: Uncategorized

Nachtwey

Facultad de Comunicación. Universidad de Navarra. Pamplona.

Expectación. Inquietud. Incluso algunos nervios. Emociones que se han hecho evidentes con motivo de la intervención de James Nachtwey esta mañana en Pamplona. No es broma. Para los periodistas, para los fotógrafos y para los estudiantes de Periodismo, ver y escuchar a Nachtwey es algo memorable e irrepetible. Uno de los grandes del fotoperiodismo, de ahora y de siempre.

Esta mañana el fotógrafo norteamericano ha recibido el premio Luka Brajnovic de Comunicación en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, un galardón que se otorga a comunicadores con una destacada trayectoria profesional y comprometidos con la defensa de los derechos y la dignidad de la persona. Para alguien como Nachtwey que acumula tantos laureles (dos World Press Photo y cinco medallas de oro Robert Capa, entre otros muchos) seguro que este premio ha tenido un significado especial. No en vano se lo ha otorgado una entidad académica, un reconocido vivero de periodistas y en una sala abarrotada de estudiantes con hambre de aprender. El futuro del periodismo.

En lo personal, hoy lo he comprobado: Nachtwey, que se ha sumergido en innumerables guerras y ha reflejado los grandes conflictos sociales durante tres décadas, camina sigiloso, habla bajo y escucha con paciencia y amabilidad. En alguna ocasión ha confesado su voluntad de ser invisible. Quizás esa reserva con la que le hemos visto transitar, casi de puntillas, es uno de los rasgos que le ha permitido acceder al infierno una y otra vez con el objetivo de mostrarlo al resto del mundo.

 

Rastreo

Paseo del Prado. Madrid.

Recolector

Av. Pío XII. Pamplona.

Picador

Plaza de Toros. Pamplona.

La lenta expansión del universo

9 de marzo de 2014. Parque del Retiro. Madrid.

Te hace oscura

Sorauren. Navarra.

Si abres los ojos,
se abre la noche de puertas de musgo,
se abre el reino secreto del agua
que mana del centro de la noche.

Y si los cierras,
un río, una corriente dulce y silenciosa,
te inunda por dentro, avanza, te hace oscura:
la noche moja riberas en tu alma.

(Fragmento de “Agua nocturna”, Octavio Paz)

Octavio Paz Lozano, nació en Ciudad de México el 31 de marzo de 1914, hoy hace 100 años.

Vigilante

Tabacalera. C/ Embajadores. Madrid.

Vigila

C/ Sancho el Mayor. Pamplona.

A todo esto

27 de julio de 2008. Catedral de Pamplona. 

En diciembre de 2012 el Gobierno de Navarra editó el libro “Navarra/Fotografía”, realizado por el fotógrafo e historiador Carlos Cánovas. Tal como apuntó el autor en la presentación, la obra interpreta un abundante conjunto de imágenes fotográficas del extenso grupo de autores que conforman, a su juicio, “la historia de la fotografía navarra, situando a cada fotógrafo en un contexto histórico y estético dentro del cual su trabajo pueda comprenderse mejor”.

Con varios meses de demora le agradezco a Cánovas la inclusión en el libro de una imagen mía –que ilustra este post– y especialmente el generoso comentario que realizó sobre mi trabajo fotográfico, que aprovecho para reproducir aquí:


”Combinaciones muy esmeradas, a veces esperadas con paciencia bíblica y a veces improvisadas sobre la marcha, a menudo apoyadas en sombras poderosas o en equilibrios cromáticos insospechados, momentos furtivos en todo caso en los que el movimiento quiere jugar su papel, son algunas de las constantes en las fotografías de José Luis Ollo, capaz del asombro en los espacios que transita a diario y que, a su vez, logra convertir para el espectador en sorpresas visuales, sutiles y divertidas muchas veces. Sus fotografías, ya estén tomadas desde su ventana y sean expresión de una circunstancia climática puntual, reflejen un hallazgo visual más o menos metafórico, se apoyen en líneas y espacios geométricos, incluso propongan considerandos sobre la condición humana, son siempre pequeños –o no tan pequeños– poemas visuales que nos permiten seguir sus pasos como caminante urbano, con el ojo y la mente siempre receptivos. Hay una evolución en su trabajo, muy poco conocido, que le lleva desde un blanco y negro que recoge influencias de fotógrafos como Clemente Bernad hasta realizaciones recientes con medios tecnológicos de la era Internet –es decir, un simple teléfono móvil– en las que esas influencias, que no han desaparecido, alcanzan una madurez propia”.

Combate final

Baluarte Real. Ciudadela de Pamplona.
La guarnición militar francesa se defiende del asedio de las tropas españolas y aliadas. La ciudad fue sitiada durante cuatro meses, del 25 de junio al 31 de octubre de 1813, día en el que se firmó la rendición de las tropas imperiales. La recreación del combate final ha tenido lugar esta mañana en la Ciudadela de Pamplona, dentro de las jornadas dedicadas al Bicentenario del fin de la Guerra de la Independencia.